El Grupo Endress+Hauser

Sala de prensa

Eventos

Su carrera profesional en Endress+Hauser

Herramientas

Información de contacto

Controlado por Liquiline Control

Eliminación automatizada de fosfato en la planta de tratamiento de aguas residuales de Stadtlohn

La planta de tratamiento de aguas residuales de Stadtlohn regula la eliminación de fosfato mediante el Liquiline Control. Este sistema de control dosifica el precipitante en los clarificadores en función de la concentración actual de fosfato en las aguas residuales.

  • Planta de tratamiento de aguas residuales de Stadtlohn, en Renania del Norte-Westfalia ©Endress+Hauser

    Planta de tratamiento de aguas residuales de Stadtlohn, en Renania del Norte-Westfalia.

  • Depósito de precipitante en la planta de tratamiento de aguas residuales de Stadtlohn ©Endress+Hauser

    Depósito de precipitante en la planta de tratamiento de aguas residuales de Stadtlohn: En verano se utiliza un precipitante de cloruro (FeCl3) férrico(III), mientras que en los meses de invierno se utiliza un producto combinado de hierro y aluminio.

Los resultados

  • Concentración de fosfato uniforme en la salida de solo 0,5 - 0,6 mg/l.

  • Uso optimizado de precipitante.

  • Alto nivel de transparencia de proceso junto con facilidad de uso.

  • El cambio de funcionamiento de las balsas en paralelo a cascada durante una reforma de la planta no supuso ningún problema para el sistema de control.

  • La planta de tratamiento de aguas residuales de Stadtlohn está diseñada para gestionar aguas residuales de un equivalente habitante (EH) de 30.500. Actualmente, hay un EH de aproximadamente 21.000 conectado a la planta, y prácticamente el 15 % de este son aguas residuales industriales. Las dos balsas intermitentes de la planta se activan de forma secuencial (en cascada). Puesta en marcha en 1991, la planta ha experimentado unas importantes obras de modernización durante los últimos años

  • Ewald Rathmer
    Siempre podemos confiar en sistema de control Liquiline Control. Incluso en condiciones difíciles de caudal de entrada, funciona según las especificaciones, asegurando por tanto que se respetan los parámetros de salida.

    Ewald Rathmer

    director de planta, planta de tratamiento de aguas residuales de Stadtlohn (Alemania)

El desafío

El cliente solicitó un sistema de control que automatizara la precipitación de fosfato y a la vez garantizara el cumplimiento del valor de alarma de fosfato de la planta (1 mg/l), tal como se estipula en la normativa. La concentración de fosfato en la salida debía ser lo más constante posible tanto en la fase de carga pico y carga baja. Así mismo, el sistema de control debía poder cumplir con los valores de alarma más bajos, dado que se espera un valor de alarma más limitado de 0,3 mg/l en los próximos años.

Otro requisito era que el sistema de control pudiera funcionar después de cambiar el funcionamiento de los clarificadores de paralelo a secuencial. Además, la solución debía ser fácil de utilizar para garantizar que el personal de guardia pudiera ajustar los parámetros de configuración de forma fácil y rápida durante la noche y en fines de semana

Nuestra solución

El operador de la planta optó por una solución que comprende varios componentes:

  • Analizador de fosfato de última generación y de bajo mantenimiento.

  • Controlador lógico programable (PLC) con software Liquiline Control.

  • Indicador táctil para hacer funcionar el sistema desde la sala de control.

  • Varios servicios, como los de consultoría, diseño y configuración del controlador, integración a proceso o formación sobre el sistema.

Dosificación de precipitante en función de la carga en Stadtlohn

El cliente quería realizar la medición de fosfato en tres puntos de medición. Por eso se instaló un analizador de fosfato en una estación de analítica ubicada en el centro. El analizador analiza de forma automática muestras de los puntos de medición cada 10 minutos. El Liquiline Control utiliza el valor medido de la entrada de la etapa biológica para adaptarlo a la carga de entrada, equilibrando así las fases de carga pico y carga baja.

En función del valor medido de las salida de la etapa biológica, el Liquiline Control regula la dosificación de precipitante hasta tal punto cuando se alcanza la concentración de salida residual deseada de 0,5 - 0,6 mg/l. De esta forma, se optimiza el uso de precipitante.

Puntos de medición de fosfato en la planta de Stadtlohn

  • Entrada de etapa biológica: Medición de carga de entrada.

  • Salida de etapa biológica: Aquí se comprueba la efectividad de la precipitación de fosfato.

  • Salida de la planta de tratamiento de aguas residuales: Comprobación final para verificar que se ha cumplido con el valor de alarma.

Contacto

Endress+Hauser Instruments International AG
Marina Norte Avenue Plaza Real Offices 311, 312 & 314, Costa Del Este Panama City Panamá
Tel.: +507 275 58 00
Enviar correo electrónico

Este sitio Web utiliza cookies. Si Ud. continúa navegando por este sitio Web, consideramos que acepta el uso de cookies. Encuentre más información aquí cerrar

Seleccione su mercado / región