Sondas de temperatura de superficie

Sondas de temperatura de superficie para distintas aplicaciones

La medición de temperatura de superficie puede solicitarse en procesos industriales donde se deben monitorizar las superficies calientes de reactores o tuberías y se debe evitar el contacto con dichas tuberías o reactores. Las temperaturas de las corrientes de proceso deben mantenerse bajo control y reguladas, a veces incluso sin contacto directo entre el producto del proceso y el sensor de temperatura para evitar toda perturbación de la corriente.

Descripción del catálogo

Las sondas de temperatura SkinPoint, en función de la aplicación, se instalan de tal forma que el punto de detección (ubicado en la punta del equipo) se mantiene en contacto con la superficie mediante soldadura, rosca o fijación y si es necesario hasta se protege con blindajes personalizados.

OmnigradSonda de temperatura T TST602 RTD, medición de la temperatura de superficie ©Endress+Hauser

RTD - Detectores de temperatura resistivos: Principio de medición

El sensor RTD cambia la resistencia eléctrica variando la temperatura. Son aptos para la medición de temperaturas entre -200 °C y aprox. 600 °C y se caracterizan por su alta precisión de medición y estabilidad a largo plazo. El elemento de sensor utilizado con mayor frecuencia es el Pt100. Por norma, los sensores RTD de Endress+Hauser cumplen los requisitos de precisión de clase A según IEC 60751.

En la automatización de procesos, se han afianzado dos principios de medición de temperatura como estándar:

TC - Termopares: Principio de medición

Un termopar es un componente formado por dos metales diferentes conectados entre sí por un extremo. Un potencial eléctrico (fuerza termoeléctrica) se causa debido al efecto Seebeck en el extremo abierto de la conexión siempre que la conexión y el extremo libre están a temperaturas diferentes. Con la ayuda de las tablas de referencia de termopares (véase IEC 60584), puede deducirse la temperatura en el punto de conexión (unión caliente).

Los termopares son aptos para medir temperaturas comprendidas entre 0 °C hasta +1800 °C. Destacan por un tiempo de respuesta corto y una gran resistencia a vibraciones.

Ventajas

  • Apto para presiones de proceso elevadas (sin contacto directo con el proceso)

  • Ámbito de aplicación en procesos industriales pesados

Seleccione su mercado / región